Entrada destacada

Estudio global vislumbra el futuro de las relaciones públicas

Los altos ejecutivos de relaciones públicas alrededor del mundo ven un futuro halagüeño para la industria en términos de crecimiento económ...

miércoles, 25 de junio de 2008

Consejos para recién graduados

En las pasadas semanas, llenos de sueños e ilusiones, se han graduado de las universidades de Puerto Rico más de 500 estudiantes en disciplinas relacionadas con las comunicaciones: publicidad, periodismo, relaciones públicas, cine, radio, televisión. Algunos de ellos tendrán suerte y encontrarán trabajo en corto tiempo. La mayoría, tardará un poco más o trabajarán en un campo ajeno al que estudiaron.

Hay quien piensa que los consejos no se deben dar a menos que se pidan. Sin embargo, me atrevo aquí a darles algunos a los recién graduados interesados en comenzar una carrera en relaciones públicas. Muchas de estos consejos aplican también a los que han estudiado disciplinas afines:

1. Haz “networking”. Ya conoces el “social networking” de MySpace y Facebook. Ahora, aventúrate a hacerlo en persona. Participa en actividades de la Asociación de Relacionistas Profesionales, asiste a un almuerzo de la Sales and Marketing Executives Association y a foros de la Asociación de Agencias Publicitarias. Preséntate. Haz tarjetas de presentación con tu nombre, e-mail y celular y repártelas como hojas sueltas. Mientras más gente te conozca, más oportunidades tendrás de obtener un empleo.

2. Riega la voz. Contacta a las personas que ya conoces y déjales saber que estás buscando empleo: a tus amigos, a los papás de tus amigos, a los amigos de tus papás, a tus vecinos. Envía e-mails a tu lista de contactos. De cualquiera de estas personas puede salir información sobre un posible empleo, o te pueden servir de referencia para alguno.

3. Sé persistente. Buscar trabajo, da trabajo. Tienes que hacer una lista de prospectos, enviar resumés y darles seguimiento. Muchas veces escucho: “He enviado miles de resumés y no me han llamado”. Ese resumé no tiene vida propia, tienes que darle seguimiento. Llama y pregunta: ¿Lo recibieron? ¿Hay oportunidad para una entrevista? ¿La persona no está? ¿Cuándo puedo llamar de nuevo? ¿En una semana? Anótalo en el calendario y llama en una semana. Al fin y a la postre se van a acordar del “muchachito” o la “muchachita” que estuvo jeringando.

4. Prepárate para la entrevista. Haz una búsqueda en la Internet para averiguar información de la compañía. Si sabes el nombre de la persona que te va a entrevistar, haz otra búsqueda para que sepas más de él o ella. Lee todos los periódicos de Puerto Rico, en línea o en papel. Lee un par de periódicos de Estados Unidos. Visita páginas web relacionadas con tu industria. Lo que no tengas en experiencia, lo puedes compensar mostrando tu cultura, inteligencia y curiosidad intelectual.

5. Aprovecha tus ventajas. Tu generación creció con la Internet y las computadoras. Aprovecha esta ventaja y destaca lo que conoces sobre esta tecnología y cómo aprovecharla como vehículo de comunicación. Destaca cualquier destreza que tengas en esta área. Seguramente tu entrevistador está varios pasos detrás de ti y quedará impresionado.

6. Luce profesional. Durante una entrevista de empleo, el patrono no sólo quiere saber qué puedes ofrecer ahora; también tratará de ver si eres una persona con potencial de crecimiento y si puedes hacer lucir bien a la compañía ante sus clientes. Por eso, aunque ambos estén claros de que tu experiencia es poca, asegúrate de lucir lo más profesional posible. Presta especial atención a tu vestimenta y tu expresión oral.

7. Destaca tus experiencias extracurriculares. Todo el mundo toma las mismas clases, pero pocos participan de asociaciones estudiantiles o en actividades comunitarias. Si tú eres del segundo grupo, destácalo en la entrevista. Menciona también cualquier talento o interés que te muestre como una persona redondeada, ya sea que practiques algún deporte, formes parte de un grupo de rock o te guste el cultivo de orquídeas.

8. Destaca tus experiencias académicas. ¿Desarrollaste un programa de comunicación como parte de un trabajo de clase? ¿Hiciste algún trabajo de investigación donde descubriste algo nuevo sobre la conducta del consumidor? ¿Participaste de un programa de intercambio fuera de Puerto Rico? Haz una lista de todas estas cosas y menciónalas en la entrevista.

9. Expande tus opciones. Muchas veces, tenemos una idea fija de lo que queremos hacer. De repente, se nos presentan posibilidades que no habíamos considerado o que, a lo mejor, no sabíamos que existían. Si crees que es una buena oportunidad para adquirir experiencia, o simplemente estimula tu curiosidad intelectual, considérala.

10. Sé flexible. Cuando nos graduamos con poca o ninguna experiencia, nos enfrentamos a una triste realidad: el salario que nos ofrecen no nos da para un alquiler en Ocean Park y la mensualidad del carro nuevo que pensábamos comprar. Si te llega una oferta que se ajusta a tus aspiraciones profesionales, considérala aunque la paga no sea la mejor. Es la única manera de ir escalando peldaños e ir construyendo un resumé que tenga lo que piden todos los patronos: experiencia.

11. No te desanimes. Si las primeras entrevistas no te van bien, tómalas como práctica para las próximas. Es posible que no te han llamado del lugar porque no hay plazas disponibles, aún si te vieron como un buen prospecto. O que están buscando otros talentos y cualificaciones que vayan más a tono con los requisitos de la plaza. Lo importante es que mantengas un espíritu positivo que se proyecte en la próxima entrevista.

¡Te deseo la mayor suerte del mundo!

sábado, 21 de junio de 2008

¿Qué son relaciones públicas?

¿No les ha pasado que, cuando un amigo o amiliar cercano les pregunta qué son relaciones públicas, cómo que damos vueltas y vueltas para definirlo? Mi mamá, después de 20 años de mi primer trabajo en esto, todavía no lo entiende muy bien. Sabe que tiene que ver con comunicaciones, con escribir y con cosas así. Pero bueno, es mejor eso a que crea que me paso montando fiestas todo el tiempo y que estoy en esto “porque me gusta la gente”.

La dificultad de ofrecer una definición inmediata, entendible fácilmente a los que están fuera de nuestro mundo, la vivimos aún los que estudiamos bachilleratos y maestrías en comunicaciones, o hemos tomado el curso de acreditación de la Public Relations Society of America. No se escapa nadie. Y si decimos la definición, estamos diez minutos explicándola.

¿No se supone que seamos expertos en explicar las cosas, en simplificar lo complicado? Es hora de repasar las definiciones.

Para los que vivimos en Puerto Rico, tan influenciados por la corriente de pensamiento norteamericana, la definición clásica es la longaniza que aparece en el texto de Cutlip and Center:

“Relaciones públicas es una función gerencial que busca identificar, construir y mantener relaciones mutuamente beneficiosas entre una organización y todos los públicos en quienes depende su éxito o fracaso.”

Desde una perspectiva latinoamericana, y más florida, la Confederación Latinoamericana de Relaciones Públicas define la disciplina de la siguiente manera:

“Relaciones Públicas son una disciplina socio-técnico-administrativa mediante la cual se analiza y evalúa la opinión y actitud del público y se lleva a cabo un programa de acción planificado, continuo y de comunicación recíproca, basado en el interés de la comunidad, destinado a mantener una afinidad y comprensión provechosa con el público”.

Los españoles, como refleja la definición de la Asociación de Empresas Consultores en Relaciones Públicas y Comunicación, son más directos:

Las relaciones públicas se definen como “las estrategias para generar confianza entre la empresa y sus públicos y, así, predisponer de forma positiva.”

En esto de las definiciones, quiénes más me enseñaron fueron mis estudiantes del curso “Introducción a las relaciones públicas” de la Escuela de Comunicación Pública de la Universidad de Puerto Rico.

Cuando se enfrentan por primera vez, los estudiantes pueden ser el público más intimidante y, al mismo tiempo, más fascinante. Combinan las ansias de saber con el reto al profesor: “pruébame que sabes”. Los “copuqueños” a los cuales di clases, me forzaron a crear una definición criolla, sencilla, que comparto con ustedes hoy:

Relaciones públicas = lo que se hace (ACCIÓN) + lo que se dice (COMUNICACIÓN)

Expresada verbalmente, leería como sigue:

Relaciones públicas es el conjunto de acciones y mensajes que elabora una organización para ganar el favor de aquellos que hacen viable su existencia.

Frente a mis estudiantes de COPU, tan entusiasmados con el aspecto de la comunicación, se me hacía sumamente importante resaltar que la comunicación, por sí sola, no vale de nada si no va acompañada por acciones que la sustenten. Por ejemplo, si decimos que nos preocupamos por el ambiente, ¿qué acciones sostienen esa afirmación? Si nuestro reclamo es que nos preocupamos por la educación de los niños y jóvenes del país, ¿qué iniciativas llevamos a cabo para mejorar su rendimiento académico?

Muchas veces la empresa ya viene ejecutando una acción, pero no la ha comunicado a los públicos que deben saberlo. En otras ocasiones, la empresa o cliente quiere identificarse con un tema o una causa social y, para ello, debe trazar un curso de acción que la valide. En este caso, la creatividad del comunicador no se limita a elaborar un mensaje, sino que se extiende al desarrollo de ideas de acciones originales y llamativas que vayan en sintonía con éste.

Gracias a mis ex alumnos, ya tengo clara mi definición de relaciones públicas. ¿Cuál prefieres tú?

miércoles, 18 de junio de 2008

Retos y tendencias para la primera década del siglo XXI

Casi sin percatarnos, estamos a punto de completar la primera década del siglo XXI. Así de imperceptibles, también, han sido los cambios que han modificado sustancialmente la forma en que ejercemos nuestra profesión y los retos que estos cambios plantean. Sin surgir de la noche a la mañana, estas tendencias son lo suficientemente evidentes para que provoquen la conversación de sobremesa de colegas contemporáneos y principiantes.

1. Menor disponibilidad de tiempo y espacio en los medios tradicionales de comunicación. Específamente, me refiero a la radio, la televisión y los diarios. Hubo un tiempo en que los programas mañaneros de radio reservaban espacio para difundir información sobre actividades de interés para la comunidad. Eso ya es historia. En la televisión, solo quedan disponibles los programas matutinos de dos canales de televisión. Mientras, en la prensa diaria del país, es notable el estancamiento de espacio dedicado a noticias de negocios, donde precisamente desean aparecer muchos de nuestros clientes. Por otro lado, desde hace más de 20 años tenemos los mismos periódicos, las mismas revistas (con la excepción de varias de distribución gratuita, como Appoint y GCity) y los mismos canales. Esta escasez de medios masivos tradicionales nos obliga a ser cada vez más creativos a la hora de llevar nuestros mensajes a un gran número de personas.

2. Mayor disponibilidad de medios alternos de comunicación. Según se cierran algunas puertas, se abren otras. La proliferación de medios alternos y nuevas tecnologías nos abre nuevos canales para colocar información. Lo difícil, para los que nacimos entre el 60 y el 70, es entenderlo todo: Internet, correo electrónico, blogs, RSS, SMS, MP3, webcasts, podcasts, intranets. Aquí, los relacionistas de 30 años o menos nos llevan la delantera, pues prácticamente se criaron con estas tecnologías. De repente, los que creíamos saber más, sabemos menos – pero no podemos darnos el lujo de quedarnos atrás.

3. Nuevas formas de buscar y leer la noticia. Atado a la explosión de nuevas tecnologías, está el hecho de que la mayoría de los jóvenes invierten más tiempo conectados a la Internet, que leyendo El Nuevo Día o sintonizando Noticentro 4. Uno de nuestros mayores retos es identificar cómo llegar a los públicos jóvenes, más allá de efectuar promociones y eventos que, aunque efectivos, tienen un impacto a corto plazo.

4. Nuevas formas de relacionarse. La conexión interpersonal dejó de limitarse al “pub”, la discoteca, las asociaciones profesionales o el centro comercial. Ahora se extiende a lo que los norteamericanos han bautizado como “social media” – los MySpace y Facebook de la vida. Lo curioso es que estos medios, ideados para jóvenes, son utilizados con entusiasmo por cuarentones como yo. Además, se han convertido en una forma virtual de aglutinar a personas con intereses comunes.

5. De la noticia dura a la historia “light”. Los diarios del país se inclinan cada vez más por la historia “light”, al igual que lo hacen los noticiarios de televisión. Hablamos aquí de la vida de los famosos, de los no tan famosos pero que pueden ser lo suficientemente interesantes para generar un perfil de interés, de la moda, la decoración o el restaurante del momento. Este giro presenta oportunidades para muchos clientes, al igual que dificulta la vida para otros.

6. Menos centros de trabajo para principiantes. El 90% de los que comenzamos a trabajar en los 80 lo hicimos en un departamento de relaciones públicas de una agencia de publicidad, o en una firma de relaciones públicas. Era el lugar para aprender y por ello nos conformábamos con ganar poco los primeros años. Hoy, el cierre de muchas agencias o departamentos de relaciones públicas (Plus, Focus, entre otros) o la consolidación de servicios en unidades “below the line”(Plug, 4D) significa que a muchos relacionistas nuevos se les hará más difícil encontrar un lugar donde pulir las destrezas adquiridas en la academia.

7. Incertidumbre económica. Vivimos en el Puerto Rico post-936, caracterizado por el IVU, los aumentos en la gasolina, el agua y la luz, el estancamiento en las ventas de autos y propiedad inmobiliarias. En fin, por primera vez en muchos años, nuestro país enfrenta un crecimiento económico negativo. ¿Cuál es nuestro rol ante este nuevo entorno económico? ¿Cómo comunicamos a nuestros clientes y patronos que es precisamente en momentos como éste, cuando más efectivos podemos ser? ¿Habrá presupuesto para nuestros empleos y campañas?

8. Un nuevo lenguaje urbano. Desde que la “salsa” irrumpió en escena en la década del 1970, no ha habido un movimiento musical con tanto arraigo y vitalidad como el reguetón. Esta música, reflejo de toda una generación, ha tenido un impacto enorme en la cultura popular y se ha convertido en uno de nuestros principales productos de exportación. Sólo basta darle un vistazo a estos dúos: Wisín y Yandel con David Bisbal, Daddy Yankee con Fergie, Residente Calle 13 con Alejandro Sanz y Tego Calderón como actor en una película del productor John Singleton. Más allá de este impacto evidente, tenemos que preguntarnos: ¿Cómo cambia nuestra forma de crear y diseminar mensajes, tanto en forma como en contenido? ¿Qué valora y admira la generación del reguetón? ¿Cómo lidiamos con su crítica social?

9. Aumento en el activismo y la conciencia ambiental. Aunque el activismo ambiental en la Isla tiene sus raíces en la década del 1970 y ha tenido sus altibajos, la continua densificación urbana del país, los abusos de algunos desarrolladores y los informes de prensa sobre irregularidades en la otorgación de permisos, crean tierra fértil para nuevas manifestaciones a favor de la protección ambiental. Puerto Rico no se agranda y la construcción continua, así que preparémonos para ser interlocutores a favor de un desarrollo económico inteligente y sensible a las necesidades de la comunidades.

10. Mayor visibilidad y aceptación de la comunidad gay. La comunidad gay de Puerto Rico es cada vez más visible y, aunque los grupos conservadores más vociferantes atestigüen lo contrario, es también más aceptada. La activista Cecilia De La Luz conduce un programa semanal de radio hace ya varios años y es una de las columnistas regulares del diario El Nuevo Día. Decenas de páginas web y blogs están dedicados a la comunidad gay boricua. La discusión del nuevo Código Civil y de la Resolución 99 han sido algunos de los temas que han realzado la visibilidad de la comunidad recientemente. Solo falta que las empresas en Puerto Rico pierdan el temor de patrocinar eventos y medios del segmento gay, lo que indudablemente sucederá cuando prevalezca la actitud “live and let live” de la nueva generación.

Si algo caracteriza al relacionista, es su capacidad de análisis y adaptación. ¿Qué tendencias ves tú?

lunes, 16 de junio de 2008

Todos a Fajardo en octubre

Los preparativos para la XX Convención Anual de la Asociación de Relacionistas Profesionales de Puerto Rico, pautada para los días del 3 al 5 de octubre de 2008 en el Hotel El Conquistador de Fajardo, ya se encuentran sumamente adelantados.

El pasado sábado recibí el programa de la Convención, titulada “Relaciones Públicas en el nuevo orden social”, y los oradores, así como los temas, lucen sumamente interesantes.

Una de ellas es Nabeeha Mujeeb Kazi, vicepresidenta “senior” y socia a cargo de Comunicaciones Internacionales de la firma Fleishman-Hillard, quien disertará sobre el tema “Un nuevo planeta: las relaciones públicas al centro del cambio social.” Kazi ha ganado tres premios “Silver Anvil” de la Public Relations Society of America (PRSA) por sus campañas de salud pública y desarrollo global. Estudió periodismo y ciencias políticas en la Universidad del Estado de Kansas. Además, posee una maestría en salud pública de la Universidad de Columbia, en Nueva York, y otra en Asuntos Internacionales de la misma universidad.

Kami Watson Huyse, APR, presidenta de My PR Pro en Texas, ofrecerá una conferencia sobre el uso de los medios sociales y la Internet en el manejo de crisis. Watson es una destacada oradora y autora de un blog galardonado que lleva por título Communication Overtones. Tiene 15 años de experiencia en comunicación para crisis, manejo de reputaciones, investigación de grupos focales y relaciones con los medios.

Del Perú nos llega Ruth Castillejo Legtig, presidenta de Impulso Corp., quien hablará sobre “El rol de las relaciones públicas en el marketing below the line (BTL)”. Castillejo Legtig posee una maestría en Dirección de Marketing y Gestión Comercial, Escuela de Negocios EOI, España, y un Diplomado de Especialización Gerencial en Dirección de Marketing y Gestión Comercial, Escuela de Postgrado de la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas. Posee más de 15 años de experiencia en el manejo de herramientas de mercadeo y laboró en compañías como Grey Advertising y el Grupo Fierro.

Sobre el importante tema “Retos ambientales: de la comunicación a la acción”, nos hablarán dos expertas locales: la Dra. Sandra Cruz Pol, coordinadora Campus Verde, Recinto Universitario de Mayagüez (RUM), Universidad de Puerto Rico, y la Prof. María Vilches Norat, de la Escuela de Asuntos Ambientales de la Universidad Metropolitana.

La Dra. Cruz Pol, profesora en la facultad de ingeniería del RUM, posee un Ph.D. en ingeniería eléctrica de la Universidad del Estado de Pensilvania en University Park. Además, posee una maestría en ciencias de la Universidad de Massachusetts en Amherst. Actualmente trabaja en varios proyectos auspiciados por la Fundación Nacional de las Ciencias, la Administración Nacional de Aeronáutica y Espacio (NASA, por sus siglas en inglés) y IBM. Su área de especialización reside en sistemas de radares polarimétricos y antenas de microondas.

Por su parte, la profesora Vilches Norat posee bachillerato y maestría en idiomas y literatura de la Universidad de Boston. La profesora Vilches es coordinadora de la Maestría en Artes en Educación Ambiental de la Universidad Metropolitana desde el 2005. Asimismo, fue la investigadora principal para el diseño de la guía curricular de educación ambiental para maestros de ciencia de kinder a sexto grado del Departamento de Educación y coautora del currículo para la celebración del Mes del Planeta. Desde febrero de este año se desempeña, además, como directora del Programa de Ciencias y Educación Ambiental del Consejo de Educación Superior de Puerto Rico.

La Convención de la ARPPR también nos brindará la oportunidad de escuchar a Margo Mateas, una conferenciante especializada en “media training” que es muy popular en el circuito de charlas que ofrece la PRSA. Mateas es presidente de The Public Relations Training Company y posee más de 20 años de experiencia en relaciones públicas. Es autora de la popular columna “Media Relations Maven”, que se publica mensualmente en el periódico Tactics de la PRSA, y del libro “Public Relations Writing: Form and Style”.

Cierra el cuadro de oradores confirmados Wanda Betancourt, vicepresidente “senior” de Gente, Comunicaciones y Mercadeo para EVERTEC, uno de los principales proveedores de procesamiento de transacciones y soluciones para el manejo de negocios. Betancourt posee una maestría en relaciones públicas de la Universidad del Sagrado Corazón y un bachillerato en humanidades con concentración en arte dramático de la Universidad de Puerto Rico. Antes de su ocupar su puesto actual, trabajó en Banco Popular de Puerto Rico como vicepresidente auxiliar a cargo de Comunicaciones Externas, como consultora independiente y como profesora en la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Carolina.

En las próximas semanas les seguiré dando más detalles de la Convención. Mientras tanto, los interesados en obtener el programa, la hoja de inscripción y la hoja de auspicio, pueden accederlos en la página web de la ARPPR.

domingo, 15 de junio de 2008

Aquí hacemos otra cosa

Ayer sábado, después de un pesado día, me dio con buscar noticias en la radio hasta que me topé con la nueva emisora Red 96.5 FM, de Spanish Broadcasting System. Es una excelente iniciativa, esto de tener la primera emisora de noticias –en Puerto Rico y los Estados Unidos- en la banda FM.

Durante unos minutos escuché un debate entre los representantes de los jóvenes de los cuatro partidos que aspiran a gobernar el país. Anuncian la pausa y tiran al aire una promoción de la emisora que por poco me hace chocar. Un locutor, con voz como de Moisés en “Los diez mandamientos”, ensalza el equipo noticioso de la emisora y su tenacidad para buscar la noticia, para luego declarar: “Porque aquí no se hacen relaciones públicas.”

De mi primera intención, les confieso que la línea me dio muchísima gracia. Me imaginé una anuncio de Pepe Abad Toyota anunciando: “Porque aquí no vendemos Mitsubishi”. O al restaurante Il Perugino, en el Viejo San Juan: “Porque aquí no vendemos alcapurrias”. En eso yo creo que todos estamos claros: si quiero comprar servicios de relaciones públicas, voy a Comstat/Rowland, a Bird Communications, o a cualquiera de las docenas de firmas y consultores independientes que prestan servicios de excelentísima calidad en Puerto Rico.

Pero el intento, como todos sabemos, es obvio. Se trata de despreciar nuestra profesión proyectándola como una especie de disciplina parecida al maquillaje, que todo lo quiere adornar o poner bonito aún a costa de esconder la verdad. No es la primera vez que una emisora de radio, o una estación de televisión, o un político, lanza el dardo, pero aún así es difícil de dejarlo pasar por alto. Estoy seguro que ustedes tienen muchísimos ejemplos más.

Estos ataques no sólo se dan en Puerto Rico. De hecho, tan reciente como el pasado primero de junio, la Public Relations Society of America se vio precisada a responder a un comentario del analista legal Andrew Cohen, durante una transmisión del programa CBS Sunday Morning, quien atacó la integridad de la profesión. Pueden leer la respuesta del Presidente de la Junta y CEO de la PRSA, Jeffrey Julin, en http://media.prsa.org/article_display.cfm?article_id=1176, así como ver una respuesta en video en http://media.prsa.org/article_display.cfm?article_id=1179.

Ustedes, y yo, sabemos que lo que hace un relacionista es comunicar información, abiertamente desde el punto de vista de nuestro cliente. Somos una fuente más de información para los compañeros que ejercen el periodismo. Sabemos, también, que muchas veces nuestra labor ha consistido en realizar un acto público de contrición, para admitir situaciones que nuestros clientes han manejado mal, o han tenido que enfrentar inesperadamente, y comunicar al público qué vamos a hacer para atenderlas.

Tal como Toyota ensalza la calidad de sus vehículos sin menospreciar a sus competidores, o Il Perugino se puede vanagloriar de ser el mejor restaurante de Viejo San Juan sin tirarle a la fritolera de Piñones, hubiera preferido que la promoción de 96.5 FM se enfocara en lo que deben ser sus virtudes: un análisis profundo de la noticia, la verificación de sus fuentes de información, su respeto a la dignidad de los entrevistados, en fin, en todo aquello que redunda en una periodismo radial de excelencia.

¿Qué opinan ustedes?

viernes, 13 de junio de 2008

Relaciones públicas y tecnología

Al fin, ¡soy bloguero!

Desde hace meses he venido dándole vueltas a la idea de hacer un “blog” sobre el tema de las relaciones públicas, profesión que practico desde 1984. El último empujón que me impulsó a hacerlo fue un taller que tomé el pasado sábado, 7 de junio de 2008, patrocinado por la Asociación de Relacionistas Profesionales de Puerto Rico (ARPPR), titulado “Blogs, Podcasting, Media to Go”. La actividad contó con un excelente orador, Obed Borrero, presidente de Virtual Technology y experto en tecnologías de computadoras. Su entusiasmo y la forma sencilla en que cubrió todos sus temas me inspiraron a, finalmente, dar el paso. Así que gracias, Obed, y gracias a la ARPPR, por animarme a comenzar este blog.

Por obligación, y por agradecimiento, el primer tema de mi blog es la presentación del sábado. La tecnología de computadoras como medio de comunicación es un tema que se hace cada vez más imprescindible para los relacionistas profesionales. Si bien es cierto que la penetración de la Internet en Puerto Rico se estima en 38 por ciento, según un estudio reciente realizado por Estudios Técnicos para la Asociación de Ejecutivos de Ventas y Mercadeo, dicha tecnología llega a un público joven (25-39 años) y con educación universitaria. Sin embargo, la gran mayoría de nosotros nos limitamos a utilizar la computadora para enviar mensajes de correo electrónico, hacer investigación sobre diversos temas y monitorizar lo que publican las versiones web de los diarios principales del país.

La presentación de Obed, más allá de hablar sobre el perfil del usuario, se dedicó a introducirnos al concepto de la Web 2.0 y mostrarnos herramientas que están a nuestro alcance ya sea porque se pueden acceder fácilmente en la web, porque son gratuitos y fáciles de usar. Tres conceptos llamaron particularmente mi atención: RSS, los blogs y los podcasts.

RSS o “Real Simple Syndication” es un formato de datos que es utilizado para redifundir contenidos a suscriptores de un sitio web. Por ejemplo, si entramos a la página de El Nuevo Día (http://www.endi.com/), veremos un ícono con las letras RSS en el lado superior derecho, justo debajo de la barra de contenido. Si hacemos clic en dicho ícono, nos llevará a una página con instrucciones para “suscribirnos” a diferentes noticias del periódico. Esta “suscripción” permite que nos lleguen noticias de secciones específicas en las cuales tenemos un interés en particular. Para aprovechar este servicio, tendremos que instalar en nuestra computadora un programa conocido como agregador o lector de noticias. Aunque existen muchos, Obed nos recomendó dos en particular: Google Reader (www.google.com/reader) y Newsgator (http://www.newsgator.com/). Este agregador será el lugar donde recibiremos nuestras noticias. Si quieres ver una presentación sencilla de cómo funciona el RSS, visita este enlace: http://www.commoncraft.com/rss_plain_english. El mecanismo de RSS está presente en la mayor parte de las páginas web de noticias, así como en los blogs. Tan pronto baje mi agregador, les cuento.

El segundo tema que me interesó grandemente es el de los blogs y ya ven por qué. La palabra blog viene de la unión de dos palabras en inglés: web + log. Traducido literalmente al español, sería una bitácora en el web. Anteriormente, había hecho una investigación sobre blogs para mi trabajo en Popular, Inc. y descubrí que hay más de 900 registrados en http://www.puertoblogs.com/, una comunidad de blogs de Puerto Rico, mientras que http://www.blogalaxia.com/, un directorio de blogs latinos, registra más de 400 de nuestra isla. Si quieren echarle un vistazo a los temas sobre los que están escribiendo los blogueros boricuas, les recomiendo que se den un paseo por estas páginas. Verán que los temas de los blogs son sumamente variados, que la calidad varía muchísimo de uno a otro y que no todos los blogs se actualizan con la frecuencia que se debería.

El otro tema que encontré sumamente interesante fue el de los “podcasts”. Un podcast es un archivo de sonido o de video que se puede publicar en una página de Internet o descargar en un reproductor portátil para escucharlo o verlo en cualquier momento. Los que tenemos I-Pods o cualquier otro reproductor de música en format MP3, estamos más o menos familiarizados con el concepto. Sin embargo, mi gran sorpresa en la presentación fue aprender lo sencillo que es grabar un archivo de audio y publicarlo en una página web, a través de una aplicación gratuita conocida como podOmatic (http://www.podomatic.com/). Espero poder experimentar pronto con esta tecnología para compartir mis experiencias con ustedes.

La respuesta a esta actividad fue tan positiva de parte de todos los participantes, que no dudo que muy pronto la ARPPR organice una segunda parte. De ser así, les recomiendo que no se la pierdan.