Entrada destacada

Estudio global vislumbra el futuro de las relaciones públicas

Los altos ejecutivos de relaciones públicas alrededor del mundo ven un futuro halagüeño para la industria en términos de crecimiento económ...

jueves, 30 de abril de 2015

Llegó Periscope

Una de mis columnas favoritas en la prensa puertorriqueña es que la publica todos los lunes Rafael Matos en El Nuevo Día, titulada “Cibernética para tu negocio.”  Sus columnas ofrecen consejos prácticos sobre cómo utilizar las plataformas de Internet para los negocios, son fáciles de entender y reflejan el vasto conocimiento que posee sobre el tema.

Como fanático de todo lo que tiene que ver con la Internet, el lunes, 20 de abril Matos atrapó mi atención con una columna titulada “Transmisiones en vivo para los negocios”.  En esta columna habla sobre dos nuevas plataformas que permiten hacer transmisiones en vivo a través de teléfonos inteligentes: Periscope y Meerkat.

Ni corto ni perezoso, tan pronto terminé de leer la columna entré al App Store de Apple y bajé ambas aplicaciones para probar de primera mano cómo funcionan.  Les comparto aquí algunas de mis impresiones luego de diez días utilizando Periscope.  Luego les cuento de Meerkat.

Cómo funciona

Periscope está vinculado a Twitter.  Esto quiere decir que cuando usted baja la aplicación, Periscope identifica la lista de personas a las que usted sigue en Twitter.  Cada vez que alguno de ellos transmite en vivo a través de Periscope, se activa un sonido de alerta en su teléfono.  (Si le molesta, tiene la opción de quitar los alertas.)

En tan solo varios días de utilizar la aplicación, me sorprendió saber que muchos medios y periodistas de Puerto Rico ya están utilizando Periscope. Entre estos se encuentran medios como El Nuevo Día, Foro Noticioso, Primera Hora, WKAQ 580, Radio Isla 1320 y periodistas como Julio Rivera Saniel, Benjamín Torres Gotay, Jay Fonseca, Luis Guardiola, Ariel Rivera Vázquez y Aiola Virella.

También recibí alertas de las cuentas de Mashable, Ellen Degeneres, Fodor’s Travel, USA Today, The Economist, Ricky Martin y Huffpost Live.

Cuando uno entra a la transmisión en vivo, tiene la oportunidad de comentar sobre lo que está viendo y, de esta forma, interactuar con el que transmite. Cada vez que entran nuevos usuarios como espectadores, aparece una pequeña etiqueta en forma de “pop-up” con el nombre del usuario de Twitter. La transmisiones permanecen en tu “feed” por 24 horas, pero sólo se puede comentar sobre ellas cuando están en vivo.

Impacto en las relaciones públicas

Periscope nos ofrece otra ventana de información instantánea, esta vez a través de vídeos transmitidos en vivo y en directo desde el lugar de los hechos.  Nos permite reaccionar más rápido a la información que transmiten medios, periodistas y ciudadanos particulares. Para ello, tenemos que estar seguros que estamos siguiendo las cuentas de Twitter de personas influyentes en los medios y en la opinión púbica. Representa trabajo adicional, ya que es otra pantalla más a la cual tenemos que estar pendientes.

Desde el punto de vista de los medios de comunicación, ya no será indispensable contar con las sofisticadas cámaras de televisión y tecnologías de transmisión en vivo de los canales de televisión. El reportero multimedios tendrá en Periscope a  uno de sus mejores aliados con un simple teléfono inteligente. La convergencia de medios sigue afianzándose, ya que Periscope está siendo utilizado por emisoras de radio, periódicos y noticiarios de televisión.

Como creadores de contenido, Periscope nos permite divulgar noticias de nuestros clientes de una manera fácil y económica, desde prácticamente cualquier lugar. Pero ahora surge un nuevo peligro al cual tenemos que estar pendientes y es que, desde cualquier parte, se puede transmitir información detrimental para los clientes que representamos. 

Esto apenas comienza. Vamos a estar pendientes de la evolución de Periscope y preparémonos para otro cambio radical en la forma en que nos comunicamos.



sábado, 18 de abril de 2015

Etiqueta de negocios

Si bien la vida civilizada en Puerto Rico va cada vez más en decadencia, hay un área en la que parece haberse ido por un precipicio: el mundo de los negocios. Así como hay unas reglas básicas de cortesía para interactuar con otros individuos, las relaciones comerciales también deben regirse por una serie de guías que promuevan el respeto y una sana relación entre proveedores y clientes. 

A lo largo de mi carrera me he encontrado con muchos socios de negocios que parecen conocer estas reglas intuitivamente. Otros, lamentablemente, parecen entender que las reglas de cortesía para relaciones interpersonales no aplican a los negocios. Hay algunos que de repente entienden que su nuevo cargo gerencial les ha dado unos poderes especiales y que pueden descartar las más elementales reglas de respeto en sus relaciones interpersonales.

He visto, para mi sorpresa y desencanto, cómo esto se da entre personas que tienen entre 40 y 50 años, con personas que han sido mis compañeros de trabajo en otras empresas e, incluso, con personas con quienes alguna vez me unieron lazos de amistad. Las situaciones que comparto a continuación se han dado en el contexto de mi carrera de relaciones públicas a lo largo de los últimos 30 años, pero estoy seguro que no son ajenas a otros contextos profesionales.

Las presentaciones sin respuesta. Si me pides una propuesta de relaciones públicas --en la que se invierte mucho tiempo y dinero-- lo menos que espero es que, después de un plazo razonable, tengas la gentileza de llamarme o enviarme algún tipo de comunicación para saber si fui seleccionado o no para trabajar contigo. Si te da pena, he aquí varias respuestas posibles: 1) “En estos momentos, no tenemos presupuesto.” 2. “Tus ideas son buenas, pero encontramos otra firma más idónea para nuestras necesidades. 3) “Vamos a dejar nuestros planes en pausa por el momento.” Lo profesional es dar una respuesta en un tiempo razonable o en la fecha establecida en tu RFP.

Las llamadas sin respuesta. He estado trabajando contigo por uno o varios años; acaba de expirar nuestro contrato de servicios profesionales. Te llamo para coordinar una reunión para discutir futuros planes o, en su lugar, obtener tus comentarios sobre nuestro trabajo. No contestas emails; tu secretaria siempre dice que estás en una reunión; y cada vez que ves mi número en tu celular decides no contestar. Podemos hablar de nuestra relación de negocios de manera directa y sincera. Y, si decides que tienes otros planes, no hay razón para no comunicarlo. Lo cortés es contestar cuando se te llama.

Las reuniones sin horario.  Mi tiempo, al igual que el tuyo, es valioso. Me tomó media hora llegar a tu oficina, diez minutos para estacionarme y otros diez para anunciarme en la recepción. Si  haces una cita conmigo, lo menos que espero que respetes mi tiempo y el tuyo. No cuenta el que tu secretaria me reciba y me haga entrar a un salón de conferencias para esperar media hora más.  O que tengamos que empezar la reunión con parte de tu equipo, para volver a repetirlo todo cuando llegas una hora después. A todos nos surgen complicaciones de última hora. Lo profesional hacer la reunión a la hora  y en el tiempo acordado o, si surge un cambio de planes, avisar por texto o celular con por lo menos una hora de anticipación.

La etiqueta de negocios debe estar fundamentada en el respeto y la consideración. Quizás llegó el momento de incluir este tema en nuestros currículos universitarios. Para todos los demás que llevamos tiempo en el mundo laboral, ahora es el momento de recordar este tema cada vez que interactuemos con nuestros socios de negocios. ¿Con qué situación te has topado tú?