Entrada destacada

Estudio global vislumbra el futuro de las relaciones públicas

Los altos ejecutivos de relaciones públicas alrededor del mundo ven un futuro halagüeño para la industria en términos de crecimiento económ...

miércoles, 25 de junio de 2008

Consejos para recién graduados

En las pasadas semanas, llenos de sueños e ilusiones, se han graduado de las universidades de Puerto Rico más de 500 estudiantes en disciplinas relacionadas con las comunicaciones: publicidad, periodismo, relaciones públicas, cine, radio, televisión. Algunos de ellos tendrán suerte y encontrarán trabajo en corto tiempo. La mayoría, tardará un poco más o trabajarán en un campo ajeno al que estudiaron.

Hay quien piensa que los consejos no se deben dar a menos que se pidan. Sin embargo, me atrevo aquí a darles algunos a los recién graduados interesados en comenzar una carrera en relaciones públicas. Muchas de estos consejos aplican también a los que han estudiado disciplinas afines:

1. Haz “networking”. Ya conoces el “social networking” de MySpace y Facebook. Ahora, aventúrate a hacerlo en persona. Participa en actividades de la Asociación de Relacionistas Profesionales, asiste a un almuerzo de la Sales and Marketing Executives Association y a foros de la Asociación de Agencias Publicitarias. Preséntate. Haz tarjetas de presentación con tu nombre, e-mail y celular y repártelas como hojas sueltas. Mientras más gente te conozca, más oportunidades tendrás de obtener un empleo.

2. Riega la voz. Contacta a las personas que ya conoces y déjales saber que estás buscando empleo: a tus amigos, a los papás de tus amigos, a los amigos de tus papás, a tus vecinos. Envía e-mails a tu lista de contactos. De cualquiera de estas personas puede salir información sobre un posible empleo, o te pueden servir de referencia para alguno.

3. Sé persistente. Buscar trabajo, da trabajo. Tienes que hacer una lista de prospectos, enviar resumés y darles seguimiento. Muchas veces escucho: “He enviado miles de resumés y no me han llamado”. Ese resumé no tiene vida propia, tienes que darle seguimiento. Llama y pregunta: ¿Lo recibieron? ¿Hay oportunidad para una entrevista? ¿La persona no está? ¿Cuándo puedo llamar de nuevo? ¿En una semana? Anótalo en el calendario y llama en una semana. Al fin y a la postre se van a acordar del “muchachito” o la “muchachita” que estuvo jeringando.

4. Prepárate para la entrevista. Haz una búsqueda en la Internet para averiguar información de la compañía. Si sabes el nombre de la persona que te va a entrevistar, haz otra búsqueda para que sepas más de él o ella. Lee todos los periódicos de Puerto Rico, en línea o en papel. Lee un par de periódicos de Estados Unidos. Visita páginas web relacionadas con tu industria. Lo que no tengas en experiencia, lo puedes compensar mostrando tu cultura, inteligencia y curiosidad intelectual.

5. Aprovecha tus ventajas. Tu generación creció con la Internet y las computadoras. Aprovecha esta ventaja y destaca lo que conoces sobre esta tecnología y cómo aprovecharla como vehículo de comunicación. Destaca cualquier destreza que tengas en esta área. Seguramente tu entrevistador está varios pasos detrás de ti y quedará impresionado.

6. Luce profesional. Durante una entrevista de empleo, el patrono no sólo quiere saber qué puedes ofrecer ahora; también tratará de ver si eres una persona con potencial de crecimiento y si puedes hacer lucir bien a la compañía ante sus clientes. Por eso, aunque ambos estén claros de que tu experiencia es poca, asegúrate de lucir lo más profesional posible. Presta especial atención a tu vestimenta y tu expresión oral.

7. Destaca tus experiencias extracurriculares. Todo el mundo toma las mismas clases, pero pocos participan de asociaciones estudiantiles o en actividades comunitarias. Si tú eres del segundo grupo, destácalo en la entrevista. Menciona también cualquier talento o interés que te muestre como una persona redondeada, ya sea que practiques algún deporte, formes parte de un grupo de rock o te guste el cultivo de orquídeas.

8. Destaca tus experiencias académicas. ¿Desarrollaste un programa de comunicación como parte de un trabajo de clase? ¿Hiciste algún trabajo de investigación donde descubriste algo nuevo sobre la conducta del consumidor? ¿Participaste de un programa de intercambio fuera de Puerto Rico? Haz una lista de todas estas cosas y menciónalas en la entrevista.

9. Expande tus opciones. Muchas veces, tenemos una idea fija de lo que queremos hacer. De repente, se nos presentan posibilidades que no habíamos considerado o que, a lo mejor, no sabíamos que existían. Si crees que es una buena oportunidad para adquirir experiencia, o simplemente estimula tu curiosidad intelectual, considérala.

10. Sé flexible. Cuando nos graduamos con poca o ninguna experiencia, nos enfrentamos a una triste realidad: el salario que nos ofrecen no nos da para un alquiler en Ocean Park y la mensualidad del carro nuevo que pensábamos comprar. Si te llega una oferta que se ajusta a tus aspiraciones profesionales, considérala aunque la paga no sea la mejor. Es la única manera de ir escalando peldaños e ir construyendo un resumé que tenga lo que piden todos los patronos: experiencia.

11. No te desanimes. Si las primeras entrevistas no te van bien, tómalas como práctica para las próximas. Es posible que no te han llamado del lugar porque no hay plazas disponibles, aún si te vieron como un buen prospecto. O que están buscando otros talentos y cualificaciones que vayan más a tono con los requisitos de la plaza. Lo importante es que mantengas un espíritu positivo que se proyecte en la próxima entrevista.

¡Te deseo la mayor suerte del mundo!

1 comentario:

Anónimo dijo...

Joseph,

He comenzado a buscar trabajo en el área de relaciones públicas y sus consejos son de gran ayuda y motivación. Le felicito por crear este espacio.

Abimael Lisboa Félix
Calle del Sol #210
San Juan, Puerto Rico 00901