Entrada destacada

Estudio global vislumbra el futuro de las relaciones públicas

Los altos ejecutivos de relaciones públicas alrededor del mundo ven un futuro halagüeño para la industria en términos de crecimiento económ...

miércoles, 22 de octubre de 2008

De objetivos y medición - Parte 2

En el marco del Certamen Excel de la Asociación de Relaciones Profesionales de Puerto Rico, se enfatiza que los proyectos sometidos deben incluir objetivos medibles. Sin embargo, este no es el único criterio que nos debe servir como guía en el momento de expresar los objetivos de nuestras campañas o programas de comunicación.

El informe Using Public Relations Research to Drive Business Results, escrito por Katharine Delahaye Paine, Pauline Draper y Angela Jeffrey, APR, y publicado en enero de 2008 por el Instituto de Relaciones Públicas de Estados Unidos, explica que los objetivos deben ser:

  • Relevantes: ¿Apoyan las metas generales de la marca o la compañía? Los objetivos deben estar en sintonía con lo que el negocio quiere lograr. Todo lo que no sea pertinente a ello debe ser eliminado.

  • Realistas: ¿Es posible lograr los objetivos y que será necesario para alcanzarlos? Los objetivos tienen que ser alcanzables. Es necesario creer que se pueden lograr y, al mismo tiempo, que no será fácil. Los objetivos no deben ser muy básicos.
  • Específicos: ¿A quién quiero impactar con qué? Los objetivos deben ser articulados claramente. No pueden ser generales. Deben considerar el efecto deseado dentro de un período de tiempo específico, al igual que el público meta.
  • Medibles: ¿Qué parámetros indicarán si hemos tenido éxito? Los objetivos necesitan ser lo suficientemente específicos para ser medibles y para poder monitorear su progreso. Cada objetivo podría requerir una métrica diferente.

  • Oportunos: ¿A lo largo de qué periodo de tiempo debo lograr estos objetivos? Sin un marco de tiempo específico, podría ser posible determinar el éxito pero imposible determinar si hemos fracasado.

Estos criterios no sólo nos pueden servir de guía a nosotros como relacionistas; sirven también para educar a nuestros clientes sobre el concepto de los objetivos y la importancia de expresarlos claramente.

En el próximo artículo abundaremos un poco más sobre el tema de la medición y los diferentes tipos de resultados.

No hay comentarios: