Entrada destacada

Estudio global vislumbra el futuro de las relaciones públicas

Los altos ejecutivos de relaciones públicas alrededor del mundo ven un futuro halagüeño para la industria en términos de crecimiento económ...

viernes, 23 de septiembre de 2011

La burbuja

Todos, en mayor o menor grado, vivimos en una burbuja condicionada por nuestra crianza, educación y trasfondo social y económico. Caemos en la trampa de creer que nuestra realidad es igual que la de "todo el mundo". Como comunicadores, es importantísimo tratar de salir de ella, para colocarnos en el lugar de los receptores de nuestros mensajes.


El periódico El Nuevo Día publicó ayer un artículo muy interesante sobre la realidad social y económica de Puerto Rico, con datos de la Encuesta de Comunidad que realiza la Oficina del Censo:
  • Casi el 25% de las familias vive con menos de $10,000 anuales.
  • 45% de las familias vive bajo el nivel federal de pobreza.
  • Casi el 37% de las familias (484,807 hogares) recibe el Programa de Asistencia Nutricional.
  • Sólo el 2.5% de las personas utiliza transporte público para llegar al trabajo.
  • Sólo el 19% de los residentes de la Isla pueden hablar "muy bien" el inglés.
  • 20% de la población se enfrenta a alguna discapacidad.
Esta información nos recuerda la importancia de apoyar nuestros planes de comunicación con investigación y con datos concretos sobre los públicos que queremos atender.

5 comentarios:

Kofla Olivieri dijo...

Interesante ver que esta noticia de la realidad en Puerto Rico ha pasado desapercibida por la prensa local.

Guadalupe Garcia Garcia dijo...

Gracias, Joseph. Interesante y terrible cuadro.

Prometeo dijo...

Este país está peor de lo que creemos. Estos son tiempos difíciles para todos, los pobres, los ricos y los comerciantes que se las ven negras para mercadear sus productos a un público que cada vez compra menos por tener los bolsillos vacíos.

Adelante y éxito.

Ramon A Sanchez dijo...

Cuando hice mi maestria en Planificación hace demasiados años, encuestamos un pueblo de la isla. EL 70% de la población total del municipio vivía de los entonces llamados "cupones de alimentos". Me temo que eso se ha agudizado en mayor escala.
Lo crítico no es el número sino la proporción. EL número es vasto. La proporción hace que algunos lugares sean "guettos" de facto.

Elias Gutierrez predijo en su libro de aquella época que PR iba dirigido a convertirse en un guetto. ME temo que ya lo somos.

Héctor Héreter dijo...

Dios!!! son casi increibles estas cifras, pero lo peor es lo que no se puede contabilizar erstadísticamente: la resistencia al cambio para avanzar. Mientras que no cambiemos el criterio general ante la vida, estas cifras continuarán en aumento o descenso hacia el lado negativo.
Me acuerdo cuando era editor de El Nuevo Día en la década de los 80 que publicamos un estudio parecido. En ese entonces estábamos asombrados que un 27% de las familias de la isla estaban amparados en algún programa de asistencia nutricional y el 38% vivía bajo el nivel de pobreza. Definitivamente vamos en retroceso.
Sería interesante hacer una comparativa de año tras año de las últimas dos décadas.