Entrada destacada

Estudio global vislumbra el futuro de las relaciones públicas

Los altos ejecutivos de relaciones públicas alrededor del mundo ven un futuro halagüeño para la industria en términos de crecimiento económ...

lunes, 30 de marzo de 2009

Convergencia mediática - Parte 4

Ante todos estos cambios, ¿qué podemos hacer ahora?

  1. Mantente al día sobre los cambios en el proceso de la comunicación. Tenemos que investigar y empaparnos sobre el tema. Para comenzar, les recomiendo que visiten los blogs de Brian Solís y Chris Brogan. Los sitios Social Media Today y Society for New Communications Research son otras excelentes fuentes de referencia. Visita los portales Blogalaxia y Puertoblogs para familiarizarse con los blogueros puertorriqueños y los temas que cubren. En Facebook, haz una búsqueda de grupos relacionados con temas de interés para sus clientes. Haz búsquedas en la Internet sobre temas relacionados con los medios sociales y encontrarás una infinidad de recursos. Si puedes, asiste a conferencias, charlas y seminarios sobre el tema.

  2. Experimenta de primera mano cómo funcionan los medios sociales. Tenemos que tirarnos de cabeza a participar en los medios sociales si queremos convertirnos en conocedores capaces de recomendar soluciones a nuestros clientes y patronos. Abre un perfil en una página social como Facebook o MySpace; comienza un blog; cómprate una grabadora digital y produce un "podcast"; sube un vídeo a YouTube o fotos a Flickr; comienza a enviar mensajes a través de Twitter, el medio social de mayor crecimiento en Estados Unidos. Esta experimentación nos permitirá ver claramente las bondades y limitaciones de los diferentes medios sociales.

  3. Educa a tu cliente o patrono sobre el potencial de estos medios. Una vez estés familiarizado con el tema, analiza si tu cliente puede aprovechar los medios sociales para lograr sus objetivos. Ínstalo a ser un precursor en el uso de estas tecnologías para crear ruido y llegar a sus públicos. Edúcalo para que conozca qué medios son más apropiados para alcanzar sus objetivos y cómo desarrollar sus mensajes.

Es imperativo que los relacionistas tomemos la delantera y nos posicionemos como asesores de nuestros clientes sobre este tema. Tenemos que educarnos, investigar, preparar a nuestros equipos de trabajo y, sobre todo, conocer cómo se comporta el nuevo consumidor de medios. Quedarnos rezagados ante esta transformación mediática puede hacernos lucir obsoletos e irrelevantes. ¿Qué piensas tú?

1 comentario:

Melissa dijo...

Excelentes artículos. Muchas gracias por tan valiosa información. Melissa Ríos