Entrada destacada

Estudio global vislumbra el futuro de las relaciones públicas

Los altos ejecutivos de relaciones públicas alrededor del mundo ven un futuro halagüeño para la industria en términos de crecimiento económ...

domingo, 24 de mayo de 2009

¿Otro PowerPoint?

En mis navegaciones por la Internet, recientemente encontré un artículo interesante sobre una de las herramientas que más utilizamos los relacionistas: las presentaciones en PowerPoint.

Utilizamos PowerPoint como apoyo visual para presentar planes anuales, propuestas de nuevos negocios, contenido para eventos especiales y reuniones internas. Sin embargo, lo que era un medio novedoso en sus inicios, se ha convertido en uno gastado que puede ser sumamente aburrido.

Kathy Kerchner, una experta en medios y oratoria, comenta en su blog "Master Your Message" que la mayoría de estas presentaciones lo que hacen es provocar bostezos en vez de generar atención e interés.

Demasiadas presentaciones están atiborradas de texto, resultan difíciles de leer a distancia y carecen de interés visual. Las peores presentaciones PowerPoint, sin duda, son las que tienen varios párrafos por página y, para colmo, el orador las lee palabra por la palabra.

¿Les suena familiar?

Para mejorar nuestras presentaciones, Kerchner recomienda lo siguiente:

  • Elimina los "bullets" y "sub-bullets" de la presentación que verá el público. Deja esa información para la página de notas que te servirá te guía para la presentación oral.
  • Evita poner el nombre y el logo de la compañía en todas las páginas. Además de ser aburrido y totalmente innecesario, ocupa un espacio valioso que podría dedicarse a otra cosa.
  • Llena tu "slide" con visuales - fotos, gráficas, ilustraciones - y usa el mínimo de palabras.
    Escribe un título para cada "slide", que exprese de inmediato tu mensaje principal.
  • Comunica una idea por "slide". Si tienes cinco "bullets", es mejor tener cinco "slides" separados.

¿Qué haces tú para crear presentaciones que mantengan despierto al público?

5 comentarios:

Rebeca dijo...

Qué casualidad; los otros días estaba conversando con una colega y amiga sobre este tema, en relación a lo tediosas que son las típicas presentaciones en PowerPoint, atiborradas de información, y para colmo, leídas de arriba abajo por la persona que presenta. Para eso, digo yo, ¡mándame la presentación por email!

Eduardo Lamadrid-Aguilar dijo...

Muy oportuno el tema, lo compartiré con mis compañeros de trabajo y estudiantes.

Cada día estoy usando menos el Power Point porque -independientemente de lo creativo que pueda empeñarme en ser- veo mucha gente desinteresada y distraída. Es decepcionante trabajar tanto un Power Point, bien hechecito, para que después la gente no lo valorice.

Sin embargo, en asambleas y hasta en galas, lo he utilizado con éxito. ¡Creo que estos consejos vienen bien!

Jorge D. Beníquez dijo...

Yo he optado por incorporar infografía, imágenes, audio y audiovisual al mismo tiempo que reducir el texto a palabras claves o, a lo sumo, frases. De esta manera uno como presentador es más espontáneo y proyecta más peritaje y liderazgo, dos de los principales elementos en al comunicación persuasiva.

También, he sustituido el uso de PowerPoint por Keynote, su homólogo en la Mac. Esta herramienta te permite más libertad creativa en términos de diagramación y su definición es más clara y prístina.

Lisa Zayas dijo...

Gracias Josefo, me parece excelente la información. La verdad es que hemos abusado del recurso...pero también puede resultar muy útil si sabemos optimizarlo. De hecho, es una herramienta excelente para abaratar costos de producción -- pregúntale a Eduardo Lamadrid!

Un abrazo,
Lisa

Obed Borrero dijo...

Excelente!